Edgardo Aragón, con los ojos en las semillas del campo mexicano

Edgardo Aragón nació en Ocotlán, Oaxaca, siempre cerca de sus raíces, de la tierra, por eso es que siempre se entendió como parte activa de su panorama de vida, uno en el que se tuvo que labrar cada uno de sus logros para llegar a ser artista contemporáneo.

Edgardo Aragon

Aragón tiene una producción artística enfocada en la agricultura y el paisaje, utiliza el plano vertical, ese que han mirado los ojos de quienes viven y vivieron en mesoamérica, con dominio de diversas disciplinas como video e instalación de video, en formatos en fotografía, audio, cine, imagen en movimiento y hasta videojuegos, el artista da vida a cada una de sus obras.

“Refleja la manera manera en la que se vive de este lado, en el viaje rural que tiene que ver con el recorrido de una semilla, desde que está en la tierra hasta que sale, es un paisaje vertical”; en tanto que en el horizontal, el europeo, solo ofrece un primer plano de un panorama a descubrir, uno en el que no hay una vinculación del espectador con lo que mira.

Edgardo Aragon

Edgardo creció en la comunidad de Zoquitlán, productora agrícola y de mezcal pero también de marihuana, un poblado ocupado por el ejército durante 40 años, un lugar en el que cada habitante tiene una manera de entender el orden natural de la vida. Muchos de sus trabajos vienen de ahí, “utilizo esas historias para generar mitologías y traducir órdenes políticos en obras de arte contemporáneo”, explicó en entrevista con Arte MX.

Edgardo Aragon

Creció mirando la ideología de los artistas de Oaxaca como Rodolfo Morales, inmersos en el arte pero también en el ámbito político, “me interesó el entorno más político, el arte no solo para los ricos, podía ser utilizado de muchas maneras que contribuyeron en el entorno social en el que uno vive”.

Con el ojo en “el progreso”

 

Uno de los objetivos de Edgardo es documentar los cambios que viven las comunidades al resguardo “del progreso” entendido como un movimiento que no respeta el entorno ni los medios naturales de vida de las personas que viven en comunidades, la manera en la que crece la mancha urbana que despoja al ambiente de plantas y espacios para que los animales continúen sus procesos de vida. Tiene los ojos puestos en documentar los efectos colaterales del “desarrollo”, puntualizó.

Edgardo Aragon

El artista recolecta elementos de la naturaleza, documenta el paso de la degradación social y ambiental, los entreteje con su dominio de distintas técnicas audiovisuales y los arropa con el lenguaje del arte para evidenciar lo que está frente a los ojos de todo el mundo pero nadie quiere ver.

El artista es un brujo, un chamán, un músico, un cura, un sacerdote, es alguien que te va a mostrar el mundo, es un médium y ha quedado desfasado de la realidad, justo porque no se involucra en los entornos y solo es una interpretación de lo que ven en ese momento”, precisó el artista.

Edgardo Aragón entrañó la creatividad desde bien chico, creció rodeado de coloridos textiles con los que su mamá bordaba prendas tradicionales mexicanas y aprendió lo que pudo de arte, había clases de aproximación al arte y experimentaba.

Edgardo Aragon

Ya en la secundaria comenzó a perfilar sus quehacer artístico al buscar escuelas públicas con enfoque en el arte y de su pequeña comunidad pasó a la ciudad de Oaxaca; de ahí a la Ciudad de México donde tuvo un “entrenamiento en fuerzas especiales del arte”, estudiaba en la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado «La Esmeralda”, pero sus traslados del sur de la ciudad a Ecatepec en el área conurbada de la capital mexicana, eran de dos horas que le permitían seguir estudiando, la disciplina siempre le acompañó.

“Quienes vienen de lugares como el mío tenemos de dos: trabajar como esclavos en Estados Unidos de América o el narco, yo elegí generar conocimientos a través del arte”, por eso es que en cuanto acabó la educación universitaria aplicó a becas para artistas jóvenes y las ganó, así fue como comenzó a pensar en grande, con instalaciones de arte de gran calado que le abrieron las puertas a espacios destinados para las clases medias y alta, recordó en entrevista con este medio.

Más de 16 años han pasado desde que Aragón acabó la carrera, no ha parado de trabajar en el arte, “con subidas y bajadas, con todo en contra, en México todo está centralizado, estos espacio son para los hijos de las elites, a nosotros que no pertenecemos a ningún grupo de poder nos cuesta trabajo, lo que marca la diferencia es que tenemos proyectos más propositivos porque escogieron el camino más largo”.

Edgardo Aragon

Con exhibiciones en el Museo de Arte Contemporáneo en Oaxaca, el Museo Universitario de Arte Contemporáneo (MUAC), en la Ciudad de México e internacionales recintos como como el Jeu de Paume, en París; el Museo de Arte Contemporáneo de Burdeos, en Francia y MoMA, en Nueva York, Estados Unidos de América, el artista mexicano obtuvo visibilidad internacional que le permitió quedar fuera de los discursos de coleccionistas y de la escena artística mexicana, controlada por un grupo de personas, abundó en entrevista con este medio.

Edgardo Aragon

 

Como artista es importante pensar en tiempos de abundancia pero también de carencia y es que antes de la pandemia por COVID-19 el trabajo de Edgardo era bien valorado en Estados Unidos y Europa, pero tras la pandemia “ha sido complicado volver porque ya no hay ventas, ni coleccionistas, he tratado de sobrevivir” y sin abandonar su labor creativa le entra a lo que haga falta para poder mantener lo que le da vida, que es su arte, así que también suma a sus actividades la venta del mezcal que producen en su tierra.

“El amor al arte no nomas involucra trabajar por el arte, se quiere ver un salario, es trabajo que se tiene que pagar pero se le ve como si los artistas estuvieran obligados a hacer todo gratis (…) uno es artista porque te llena de vida pero el amor no compra comida es necesario que las personas entiendan que el trabajo del artista tiene que ser pagado”, añadió el artista cuyas películas han sido exhibidas en festivales en Werkleitz, Alemania; Marsella, Francia y en la Ciudad de México.

Entrevista por Mariangel Calderon.

 

Esperamos que te haya gustado esta entrevista, si es así,  te recomendamos ver más historias que te inspirarán en el siguiente enlace.

Así mismo, te recomendamos  nuestro Grupo de facebook donde encontrarás muchas recetas mexicanas por compartir.

Si quieres anunciarte con nosotros , en el siguiente enlace puedes ver nuestros paquetes.

¿Te gustó?

Compártelo
Compártelo
Compártelo
Compártelo

deja un comentario

Recetas

Tacos Dorados 

Tacos Dorados, también conocidos como «flautas» si los enrollas. Los tacos dorados, también conocidos como «flautas» debido a su forma

Leer más »

POZOLE ROJO 

POZOLE ROJO, un caldo con mucha consistencia  El pozole rojo es una deliciosa y tradicional sopa mexicana que combina sabores

Leer más »
Cambiar Idioma »
Scroll al inicio

No te pierdas nuestros próximos lanzamientos y novedades

No te pierdas nuestros próximos lanzamientos y novedades